jueves, 5 de marzo de 2015

La mejor Tarta de Manzana

Creo que una tarta de manzana, hagas la receta que hagas, siempre sale buena. La dificultad viene cuando la preparas para alguien que son su debilidad, ya que en esos casos la persona ha probado muchos formatos de tarta y ahí es donde te la juegas.
Me propuse elaborar una tarta inolvidable, así que me concentré y puse los cinco sentidos para prepararla.
El resultado no pudo ser mejor. Mi hermano mayor, que era el catador, me dijo que era "La mejor tarta de manzana" que había probado nunca. ¡Prueba superada!
Las tartas de manzana no tienen mucho misterio pero ésta tiene unos detalles en su elaboración como es el toque de la base, la compota y la gelatina para darle brillo que la hacen simplemente perfecta.
Para prepararla he seguido más o menos los pasos que explica Su -webosfritos- en su tarta fina de manzana. Según dice, la base crujiente y la compota es del pastelero Benoit Witz de su libro "Manzana".

INGREDIENTES
Compota de manzana(para dos tartas)
  • 4 manzanas golden medianas 
  • 200 gr. de azúcar
  • 400 ml. de agua
  • 1 vaina de vainilla, o unas gotas de esencia de vainilla, o 1 cucharada azúcar vainillado.
Para una tarta
  • 1 masa de hojaldre o de masa quebrada (redonda)
  • 20 gr. de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • compota de manzana  (200 gr.)
  • 4 manzanas golden medianas
  • un poco de azúcar moreno o blanco para espolvorear
  • gelatina de manzana  
ELABORACIÓN
Empezaremos preparando la compota de manzana, como la puedes conservar en el frigorífico puedes prepararla varios días antes.
Pelar las manzanas, descorazonarlas y cortarlas a cubos.
Poner una cazuela con el agua y el azúcar llevar a ebullición a fuego fuerte.
Abrir con la punta de un cuchillo una vaina de vainilla, rascar el interior y añadir las semillas y la vaina abierta a la cazuela.
Cuando empiece a hervir añadimos la manzana troceada, y dejaremos hervir a "fuego lento" unos 12-15 minutos.
Mientras cortaremos un circulo de papel de hornear y haremos un agujero central. Cuando apartemos la cazuela del fuego pondremos este papel sobre las manzanas y dejaremos enfriar, esto es para que no se oxiden las manzanas.
Cuando estén frías sacaremos las manzanas a un colador y dejaremos escurrir bien el almíbar, reservando todo el almíbar "no se os ocurra tirarlo".
Con este almíbar que tenemos vamos a ponerlo en un cazo al fuego unos minutos para reducirlo un poco mas y así tendremos una gelatina de manzana perfecta para pintar la tarta. Esta gelatina una vez fría espesará.
Como ya os he comentado la compota la podéis preparar el día anterior a preparar la tarta reservándola en el frigorífico.
Ahora vamos a preparar la tarta.
Podéis utilizar hojaldre refrigerado o bien masa quebrada (yo he preparado una con hojaldre y otra con masa quebrada y me han gustado las dos). La podéis hacer también con la masa rectangular pero queda mas lucida si es redonda.
Extender la masa sobre el papel que lleva, (si la masa es pequeña estirarla un poquito con el rodillo, no mucho).
Derretir la mantequilla unos segundos en el micro y pintar la masa con una brocha, espolvorear con el azúcar y poner un papel de horno encima.
Voltear la masa sobre un molde de 26 cms de borde bajo, de manera que el papel y la masa pintada de mantequilla y azúcar nos quede abajo , eso hará que la base sea crujiente y caramelizada.
Retiramos el papel que ahora tenemos encima y ajustar la masa al molde dejando un centímetro de orilla mas o menos, pincharemos muy, muy bien con un tenedor para que no se hinche la masa, igual la base como la orilla.
Con un tenedor aplastaremos la compota de manzana para que nos quede como un puré y repartiremos por toda la base de la tarta.
Pelar las manzanas y descorazonarlas, partirlas por la mitad de arriba abajo y poner la parte lisa sobre la tabla de cortar, ir cortando laminas transversales, así es mucho mas fácil y quedan muy bien.
Precalentar el horno a 190º con calor arriba y abajo.
Ir arreglando primero la parte de afuera poniendo la manzana bien juntita casi derecha y todas las láminas en el mismo sentido, cuando ya tengamos la parte de afuera pondremos ahora la manzana del centro poniendo las láminas en sentido inverso, si te queda manzana ir acoplando hasta terminarla.
Con un pincel untar la manzana con un poco de mantequilla y espolvorear con un poquito de azúcar.
Hornear unos 30-35 minutos aproximadamente en la rejilla central o hasta que la veas un poco dorada.
Cuando saquemos la tarta del horno dejaremos enfriar sobre una rejilla, para que no se nos humedezca la base por el calor residual.
Calentaremos la gelatina un minuto en el microondas para que se nos haga más liquida, (si la calientas y se te ha quedado demasiado espesa, calientas medio vasito de agua en el micro y añades
dos cucharadas de agua caliente a la gelatina, remueve muy bien para que se integre).
Pintar con ella toda la tarta, te quedará con un brillo perfecto y un sabor delicioso.
Esta gelatina es fantástica para las tartas de manzana, desde luego que si la pruebas ya no volverás a poner mermeladas por encima.

No dejéis de probar esta tarta si os gustan las tartas de manzana, manzana esta sera vuestra tarta.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Pasta con Puerros, Salmón y Camarones

¿A quien no le gusta un buen plato de pasta?
Al menos una vez a la semana debemos comer pasta, generalmente gusta a casi todos y si la haces con estos ingredientes resulta un plato completo y exquisito.
Suelo preparar esta receta cuando hago salmón marinado, que es bastante a menudo. Pero nos gusta tanto este plato que si no tengo salmón marinado lo preparo con salmón fresco y también queda buenísimo.
El salmón fresco es un pescado asequible, rico en proteínas y ácidos grasos omega 3 y un contenido bajo en grasas.
Preparar el salmón marinado es muy fácil y queda siempre buenísimo, si no lo has preparado nunca os animo a prepararlo, seguro que si lo pruebas repetirás.
Los ingredientes para hacer este plato son pocos y puedes poner la pasta que mas guste a vuestros comensales puedes utilizar igual espaguettis, como cintas o tallarines incluso con pasta corta tambien queda bien.

INGREDIENTES para 4 personas
  • 300 gr. de pasta seca, cintas o espaguetis
  • 2 puerros gordos o 3 medianos (os parecerá mucho pero después se queda en nada)
  • 150 gr. gr. de taquitos de salmón ahumado o bien 250 gr. de salmón fresco
  • 200 gr. de camarones pequeños congelados 
  • 3 o 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 3 ajos
  • pimienta recién molida
  • eneldo fresco o seco
  • 200 ml. nata fresca o bien 1 brick de nata de cocinar
  • 100 gr. de queso parmesano
ELABORACIÓN
Poner una o dos hojas de papel de cocina sobre un plato y dejar encima los camarones para que se descongelen, reservar en el frigorífico.
Limpiar y cortar los puerros a rebanadas.
Cortar el salmón a taquitos igual si es fresco como si es marinado.
Pelar los ajos y cortarlos a rebanadas. Poner el aceite en la sartén calentar y darle unas vueltas a los ajos añadir los taquitos de salmón y los camarones descongelados saltear un poco, sacar y reservar.
En la misma sartén añadir si hace falta un poquito mas de aceite, y poner los puerros troceados, añadir un poco de sal y sofreír a fuego suave, con la sartén tapada para que se pochen bien, ir removiendo de vez en cuando.
Cuando ya tengamos el puerro bien pochado, añadimos los camarones y el salmón que tenemos reservado, removeremos con cuidado un minuto mas y a continuación pondremos la nata liquida, llevaremos de nuevo a ebullición y mezclamos bien.
Rectificar de sal, añadir pimienta recién molida, eneldo y apartar del fuego.
Mientras preparamos la salsa, pondremos el agua a hervir, en cuanto empiece a hervir añadimos la sal y la pasta removemos de vez en cuando hasta que la tengamos al dente, escurrir bien, servir con la salsa de puerros y espolvorear con queso parmesano recién rallado.

Nota: esta receta la puedes preparar tambien sustituyendo el salmón por gulas.

lunes, 16 de febrero de 2015

Tarta de Calabaza con Crumble de Nueces

Ya me quedan pocas calabazas y las que tengo me las reservo para preparar buñuelos (como sabéis, en Fallas es muy típico tomar chocolate con buñuelos) y estas son tradiciones que no se pierden.
Ya sabéis que en Valencia un postre muy típico es la calabaza asada y también preparamos muchos dulces con calabaza.Tengo en el blog bastantes recetas de tartas y bizcochos de calabaza, como estas coques escudellaes de almendra y calabaza, esta coca de calabaza y chocolate,  o esta solo de calabaza, un flan de calabaza delicioso, unos muffins, una tarta de calabaza y leche condensada, la mejor tarta de calabaza y piñones,  la tarta de queso y calabaza entre otras.

Sin duda, la que os presento hoy es una de las mejores. Lleva un crumble de nueces por encima que la hace francamente deliciosa.

La base la he preparado con galletas de canela y mantequilla, pero con galletas digestive de avena también queda riquísima esta base.
INGREDIENTES
Para la base:
  • 200 gr. de galletas de canela
  • 80 gr. de mantequilla
Para el relleno:
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanco (30 gr.)
  • 1 cucharada sopera de Maicena (10 gr.)
  • 1 yogur griego o bien (1 brick de nata liquida peq.)
  • 4 huevos L
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 450 gr. de calabaza asada al horno (o bien cocida en el microondas)
  • 2 cucharaditas de mezcla de especias speculoos o bien (3/4 cucharadita de canela molida, 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo, 1/4 cucharadita de nuez moscada, 1/8 cucharadita de clavo molido)
Para el Crumble
  • 50 gr. de harina
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanco (30 gr.)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 50 gr. de mantequilla fria cortada en cubitos
  • 75 gr. de nueces
ELABORACIÓN
Primero asaremos la calabaza en el horno (abriéndola por la mitad) hasta que este blandita. Si se quiere hacer en el microondas se corta a trozos y se pone en un recipiente con tapa para que se haga al vapor (en unos 10 o 12 minutos estará cocida).
Para la base, triturar las galletas de canela y mezclarlas con la mantequilla a temperatura ambiente. Hacer una masa y forrar con ella la base de un molde de 26 cm. Reservar en el frigorífico unos 30 minutos, o bien meter 10 minutos en el congelador.
Para hacer el relleno, dejar enfriar la calabaza y chafar con un tenedor para hacer un puré.
Mezclar muy bien la maicena con el azúcar blanco para que no tengamos grumos y reservar.
Poner en un bol los huevos con un pizca de sal y empezamos a batir con unas varillas; cuando estén mezclados, añadimos el azúcar moreno y batimos hasta que tengamos una crema bien montada. 
Ahora añadiremos las especias y el yogur y mezclaremos con las varillas pero a velocidad mínima para que no se baje.
A continuación, vertemos la mezcla de azúcar blanco y maicena, y por último, con mucho cuidado y mezclando con una espátula, el puré de calabaza.
Verter en el molde (donde ya tenemos la base de galletas), la mezcla anterior y llevarlo al horno precalentado a 170º unos 25 minutos.
Mientras tenemos la tarta en el horno prepararemos el crumble: 
En un tazón mezclaremos la harina, el azúcar blanco y moreno, la canela y la sal. Luego añadiremos la mantequilla fría cortada a cubitos pequeños y con las puntas de los dedos mezclaremos hasta que nos quede a modo de una arena. Finalmente le ponemos las nueces picadas y revolveremos bien.
Cuando esté horneada la tarta, repartir el crumble por encima y volver a hornear a 160º otros 25 minutos.
Una vez horneada dejar enfriar a temperatura ambiente y cuando este ya fría reservar en el frigorífico.